edraw-max-horizontal
Guía De Usuario
¿Qué hay de nuevo?
PRUÉBALO GRATIS
COMPRAR AHORA

Estrategias de motivación para distintos tipos de personalidad

> Conocimientos de Edraw > Estrategias de motivación para distintos tipos de personalidad
Publicado por Edraw | 2024-01-26 16:44:13
Ejemplo de mapa mental sobre estrategias de motivación para distintos tipos de personalidad. Descarga e impresión gratuitas. Aumentar el liderazgo y la gestión de personal mediante el análisis de la personalidad.

Ejemplo de mapa mental sobre la motivación

Motivation Mind Map

Estrategias de motivación para distintos tipos de personalidad

Aconsejamos comunicar, gestionar y motivar a personas con distintos tipos de personalidad. La motivación consiste en aumentar el entusiasmo de los empleados y mejorar así el rendimiento de la empresa satisfaciendo las necesidades de los trabajadores. Con el rápido desarrollo económico, la personalidad de los funcionarios desempeña un papel cada vez más importante en el trabajo. Como consecuencia, el establecimiento de esquemas de incentivos personalizados en función de las distintas personalidades es cada vez más importante. Explora las estrategias de motivación adecuadas para distintos tipos de trabajadores desde la perspectiva de la personalidad.

Estrategias de motivación para el tipo de personalidad F

Las personas de personalidad tipo F son extrovertidas, emocionales, realistas y divertidas. Consideran sus propios intereses más importantes que los de los demás. Al elegir las estrategias de incentivación, los responsables deben tratar de satisfacer sus necesidades de disfrute y comodidad.

1. Motivación de intereses. Los empleados de tipo F son expresivos, afectuosos e interesados. Hacen hincapié en sus propios sentimientos, esperan convertirse en el centro de atención y desean obtener beneficios reales. Para motivarles, los empresarios pueden observar su comportamiento y ofrecerles las ventajas correspondientes.

2. Motivación para el entretenimiento. Los empleados de tipo F son emocionalmente intensos y curiosos, pero también tienden a perder el interés con facilidad. Una vez que se sientan aburridos, no se tomarán en serio el trabajo que tienen entre manos. Por consiguiente, los jefes deben intentar que el trabajo sea divertido, organizando una variedad de entretenimientos, para que el trabajador de tipo F pueda mantener el entusiasmo.

3. Motivación medioambiental. Este tipo de empleados prefiere un entorno de trabajo enriquecido y variado. Al mismo tiempo, son creativos y tienen una aguda visión del arte. Así pues, los empresarios deben crear un entorno original, acogedor y artístico para potenciar su creatividad.

4. Motivación de la opinión pública. Los empleados de tipo F quieren ser el centro de atención, pero a veces se exceden y es fácil que se conviertan en esclavos de la opinión pública, perdiendo su propio criterio. El personal directivo debe comprender los puntos débiles de estos empleados y aprovechar las opiniones del público para aumentar su motivación por el trabajo, con lo que mejorará su rendimiento.

4. Motivación de la comunicación. Como este tipo de empleados valora la relación interpersonal y la satisfacción mental, los directivos deben prestar atención a sus necesidades y motivarlos mediante la comunicación.

Estrategias de motivación para el tipo de personalidad G

Personalidad de tipo G: se caracteriza por la extroversión, la racionalidad y las altas expectativas de sí mismo. Se aconseja a los administradores satisfacer el deseo de oportunidad y competencia de las personas de tipo G.

1. Motivación de promoción. El personal perteneciente al tipo G aprecia mucho la autorrealización y espera obtener una plataforma del empleador para rendir y realizarse. Hay que establecer un sistema de ascensos claro y detallado para potenciar la iniciativa de los empleados.

2. Motivación de empoderamiento. La personalidad de tipo G también se caracteriza por ser segura de sí misma, decidida, orientada a los objetivos y asertiva. Así que están cualificadas para la ocupación de liderazgo. El empresario puede ofrecerles más facultades y responsabilidades para que puedan dar rienda suelta a su talento y sus aptitudes.

3. Motivación de competencia. En cuanto a su valentía para afrontar la competencia y el desafío, así como su deseo de realizarse a través de la resolución de problemas y la rivalidad, los empresarios pueden mejorar adecuadamente la competencia beneficiosa y la conciencia competitiva de los empleados.

4. Motivación de la evaluación. La personalidad de los empleados del tipo G está orientada a la eficacia y al éxito, con resolución y valentía para alcanzar sus objetivos. Suelen compararse con los demás para mejorar y desean que se reconozca su esfuerzo mediante un sistema de evaluación justo y razonable.

5. Motivación crítica. Quizás sean las personas más desapegadas del equipo. Una voluntad fuerte puede llevar a descuidar los sentimientos de los demás. Para abordar la debilidad de este grupo de personas, es mejor que los responsables los critiquen debidamente cuando cometen errores. La provocación funciona bien para los miembros de tipo G, lo cual puede aumentar su disposición a actuar.

Estrategias de motivación para el tipo de personalidad T

Siendo introvertidas y sensibles, las personas del perfil T desean la atención y el reconocimiento de los demás. El personal directivo debería cuidarles y respetarles mejor.

1. Motivación del cuidado. La introversión y la timidez son poco beneficiosas para la socialización. Es necesario que los jefes se preocupen más por los empleados introvertidos.

2. Motivación del respeto. A pesar de que a las personas del tipo T no se les da bien expresar sus sentimientos, también anhelan la atención y el reconocimiento de los líderes. Los responsables deben prestarles atención y respetarlos a través del trabajo y la comunicación diarios. Es posible mejorar su motivación aumentando la conciencia de sí mismos.

3. Motivación de seguridad. Como son planificadores estrictos y organizados, no les gustan los cambios y carecen de capacidad para gestionar emergencias, por lo que se resisten a los riesgos potenciales. Para seguir contando con una baja rotación de empleados es necesario mejorar su seguridad mediante el desarrollo de un sistema de seguridad eficaz.

4. Motivación de la confianza. La ventaja de las personas del tipo T es la aceptación de la repetición. Anhelan mucho la confianza de los demás. Si los jefes confían en los empleados, éstos serán más leales a la organización.

Estrategias de motivación para el carácter tipo W

Se trata de empleados introvertidos pero racionales. Hacen hincapié en el rendimiento real y el desarrollo. A pesar de que no les gusta expresar sus ideas, saben claramente lo que tienen que hacer y lo que les beneficia. De acuerdo con estos rasgos, las siguientes técnicas son eficaces.

1. Incentivo a la formación. Son personas informadas, tranquilas y buenas para analizar y pensar, por lo que suelen ser los mejores representantes de la capacidad intelectual del equipo. Más que los derechos y el poder, lo que les importa es si pueden mejorar sus conocimientos y competencias. En consecuencia, deben crearse un esquema y una financiación sistemáticos de la formación.

2. Incentivo del riesgo. Son empleados sabios pero no activos. Se considerarán importantes en caso de crisis y participarán con iniciativa en el trabajo en equipo. Aumentar su conciencia de crisis será beneficioso para aprovechar el potencial.

Habilidades de incentivo para el carácter tipo S

El carácter tipo S es un tipo comprensivo pero tienen una fuerte demanda de fe.

1. Incentivo objetivo. Como las personas del tipo S insisten mucho en su fe, si los gestores consiguen que tengan fe en el trabajo y en las empresas, serán devotos y persistentes como nadie.

2. Incentivo del modelo de conducta. Confían y quieren mucho a los modelos de conducta y desean ser como ellos. Cuando el jefe establece modelos de conducta para sus empleados e incluso se convierte él mismo en un modelo de conducta, los empleados son más trabajadores y están más motivados.

3. Motivación para el trabajo en equipo. Estos empleados se preocupan por la atmósfera cultural de la empresa y procuran que sus propios valores y filosofía sean coherentes con la cultura de la empresa. El equipo directivo puede organizar el equipo adecuado en función de su personalidad y mejorar la cohesión y el rendimiento del equipo.

4. Incentivo de la promesa. Las personas del tipo S tienen una buena virtud: la honestidad. En términos de organización, su honradez con los empleados también es indispensable.

Recursos

Cómo utilizar un mapa mental para organizar tu semana

Técnicas de elaboración de mapas mentales

Crear un mapa mental en Word

Exportar un mapa mental a un archivo VSDX de MS Visio

Tres tipos básicos de mapas mentales

Más ejemplos de mapas mentales para empresas

Una navaja suiza para todas tus necesidades de diagramación

EdrawMax es la herramienta de diagramación más fácil de usar que sirve para todos tus propósitos. Proporciona un espacio de trabajo para crear más de 280 tipos de diagramas, incluyendo diagramas de flujo, diagramas de Ishikawa, diagramas UML, planos de piso y más. Acelera la comprensión e impulsa la innovación en múltiples plataformas. ¡Pruébala gratis ahora!